EL YASTAY

Conocido también como Llastay o Llajtay. Dios tutelar de las aves y protector de los animales del cerro. Suele aparecer como un anciano de barba blanca portando un cetro y una flauta sosegando a las fieras con una suave melodía. Es el equivalente al Coquena de la Puna. Calza ojotas que son como alas en sus pies, ya que le permiten subir y bajar los cerros con inverosímiles brincos. Puede tomar la forma de un joven o de alguno de los animales a los que protege, entonces será el animal distinto de la manada, a quien se le pide permiso para cazar, dejándole una ofrenda entre piedras.

Se lo invoca para tener éxito en la cacería y no apunarse en los cerros. La ofrenda ritual consiste en un "cocho", compuesto de harina de maíz tostada y polvo de algarroba negra o azúcar.Hermano les silvestres.A veces se presenta con un rostro angelical y hace de guía en medio del desierto, cuando capta la bondad en quienes se aproximan de manera tranquila y pacífica a la manada. En otras ocasiones desata toda su furia contra los cazadores mostrándose con una cabeza de demonio y lanzando lenguas de fuego por su boca y nada puede detenerlo.

 

                                                    
                                                                              

Template by JoomlaShine